Es lógico pensar: ¿cómo es posible que únicamente existan doce tipos de carácter de persona?

Es una pregunta que muchos estudiosos de la astrología china nos hacemos, pero, según otro de los mitos de la Astrología Oriental, si hoy en día estudiamos los doce animales, existen algunos otros fac­tores que hemos de tener en consideración.

Cada una de las personas está formada por la combina­ción de al menos tres animales: uno, por la fecha del naci­miento; dos, por el mes de nacimiento, y tres, por la hora en que venimos a este mundo.

Si a todo esto agregamos las cinco variaciones que claramente están basadas en las que cada año gobierna uno de estos elementos, nos daremos cuenta fácilmente de la información que tendremos con todos estos datos sobre la mesa.

Así, tendremos lo siguiente: que el Horóscopo Chino está compuesto por doce animales multiplicados por doce animales del mes, por doce animales por la hora de nacimiento, por los cinco elemen­tos: si multiplicamos éstos entre sí tendremos el siguiente resultado: 8.640 combinaciones.

Podemos comprobar que la Astrología China, como todo en este mundo, es bastante compleja. Por esto y otras causas, vemos que cada animal es muy diferente de los otros, con ciertos rasgos de personalidad que se distin­guen entre todos ellos.

De esta forma se puede experimentar las dife­rentes maneras de amar de uno a otro, la compatibilidad que exista en cada uno, con los otros, los amigos, la fami­lia, los compañeros del trabajo, amantes y un sinfín de cosas más.

Los signos y elementos del horóscopo chino

Según nos cuenta la leyenda china, cuando llegaba su hora, Buda llamó a todos los animales del firmamento; acudieron solamente los doce que actualmente sabemos. Les dio un número según llegaban y se presentaban ante él. Fueron apareciendo en este orden: Rata, Buey, Tigre, Conejo, Dra­gón, Serpiente, Caballo, Cabra, Mono, Gallo, Perro y, finalmente, Cerdo o Jabalí.

Sabemos que estos animales fueron utilizados mucho antes de que existiera Buda. No se limita solo a la Astrología China. Ya se empleaban en Indonesia, Mala­sia, en el Tíbet, así como en otros países de Asia. La persona que seleccionó a estos doce animales, sin lugar a dudas que era un buen psicólogo, ya que estos animales representan a los diferentes tipos de personas con gran exactitud.

Los cinco elementos

En la astrología china existen cinco elementos, que también tienen el nombre de agentes; conviene saber que el término de agente en chino se denomina «hsing»; su significado es avance o marcha, y por su propia esencia es dinámico y tiene su expresión en el devenir. Estos 5 elementos son: madera, fuego, tierra, metal y agua:

La Madera simboliza la armonía, la belleza, la creativi­dad, la templanza.
El Fuego simboliza el calor, la energía, la fecundidad, la pasión, la videncia.
La Tierra simboliza la abundancia, la prudencia, el rea­lismo, la reserva, la seguridad.
El Metal simboliza la castidad, la dureza, la integridad, la voluntad.
El Agua simboliza la frialdad, la interiorización, la luci­dez, el misterio, lo oculto.

Según cuenta la leyenda, Buda decidió asignar un planeta a cada elemento natural que hizo conformar el horóscopo chino:

Agua

El elemento agua fue asignado al planeta Mercurio. El agua se obtiene del metal rígido, además de alimentar a la madera, apagar el fuego y ser absorbida por la tierra, por lo que guarda una estrecha relación con el resto de elementos de la naturaleza. Los nativos del zodiaco chino que corresponden a este elementos suelen ser personas muy creativas, además de honestos y con gran energía.

Fuego
El fuego fue asignado al planeta Marte. Este elemento, al hacerse cenizas, alimenta la tierra, toma vida de la madera y posee gran energía que controla el metal, aunque esa energía es controlada también por el agua. Las personas cuyos signos pertenecen a este elemento son personas impulsivas, capaces de alumbrar y transmitir positividad. Se entregan muy fácilmente al amor y son muy pasionales.

Metal
El elemento metal fue asignado al planeta Venus, ya que sirve de defensa y protección contra la maldad. A las personas nacidas bajo este elemento les gusta tener poder y nadar en la abundancia, y suelen ser bastante tozudos y con mucho carisma. Personas autosuficientes y decididas para la vida, como el metal, que sirve para formar todo tipo de herramientas, son versátiles y definidos.

Madera
Al planeta Júpiter le fue asignada la madera, quien nutre al fuego y se alimenta del agua. En ocasiones, su energía aborbe la tierra y es dominada por el metal. Sirve para edificar y formar refugios. Los nativos de signos zodiacales bajo este elemento son combativos y enérgicos, muy difíciles de doblegar. Tienen una inalterable fe en sus ideas y una gran fuerza de voluntad.

Tierra
El elemento Tierra fue asignado al planeta Saturno. Significa fertilidad, perseverancia y cultivo. La Tierra es nutrida por el fuego y tiene gran energía que alimenta al metal. A veces domina al agua y es absorbida por la madera, esa es su relación con los demás elementos naturales. Sus nativos son ahorradores y miran al futuro. Son personas pragmáticas, responsables y moderados.